Conoce las semillas de cannabis, la mejor comida para cuidar tu salud

No existe ninguna manera de reemplazar una buena dieta. Por mucho que la ciencia ha avanzado, todavía no se ha podido encontrar un sustituto viable a absorber nutrientes a través de la comida. Nuestra salud, al final del día, depende de qué tan bien estemos comiendo.

Y comer bien tiene un sentido bastante amplio. Hay que prestarle atención a muchas cosas: calorías, vitaminas, minerales, grasas, fibra… No nos enseñan suficiente sobre esto, y hemos de aprenderlo de la manera más difícil.

Afortunadamente, existen comidas que nos hacen el trabajo muy fácil, como las semillas de cannabis. Las semillas de cannabis son bajas en calorías, tienen un montón de vitaminas y minerales, fibra, y la lista sigue. Haz clic aquí para saber más.

Ya que no nos enseñaron sobre ciertas comidas -definitivamente nadie aprendió sobre las semillas de cannabis en la secundaria- es nuestro trabajo aprender sobre ellas ahora para poder aprovechar el montón de beneficios que nos traen.

Y es que las semillas de cannabis traen muchísimos beneficios. Aquí os mostramos 4 beneficios de comer semillas de cannabis:

La proteína

Todos sabemos que la proteína es una de las partes más importantes de cualquier comida. Nos dan energía y nos ayudan a crecer, desarrollar músculos, y mucho más. Es por eso que debemos consumir proteínas a diario: casi el 30% de las calorías que aportan las semillas de cannabis vienen de las proteínas.

Pero la cantidad no es lo único que importa: no toda la proteína es igual. Para ser una proteína de las mejores, o “completas”, debe contener los nueve aminoácidos esenciales: arginina, cisteína, glutamina, tirosina, glicina, ornitina, prolina y serina.

Si una proteína contiene estos nueve aminoácidos, se gana el título de “completa”. Todas las fuentes de proteína animales son completas, mientras que solo un puñado de proteínas vegetales se pueden llamar completas. Las semillas de cannabis, la espirulina y la quinoa son tres ejemplos.

La fibra

Existen dos tipos de fibra, y los dos son muy importantes para nuestra salud. Estos dos tipos son la fibra soluble y la fibra insoluble. Es fácil adivinar la diferencia entre estas dos solo por su nombre: una de ellas es más fácil de digerir, mientras que la otra es algo más testaruda. Lo que sí tienen en común es que son muy recomendadas por cualquier doctor, particularmente cardiólogos, por la habilidad de la fibra de prevenir numerosas afecciones cardíacas, y nutricionistas, por su habilidad de regular peso y etc.

La fibra soluble se ocupa de absorber agua y otros líquidos, ayudando a transportar todo ese líquido junto con la comida, todo en un solo lugar. Esto ayuda a que los restos de comida se muevan con mayor facilidad a través de los intestinos, contribuyendo a la regularidad intestinal y previniendo problemas en esta área.

Después tenemos la fibra insoluble, que funciona de manera diferente. Esta fibra tarda mucho en ser digerida, lo que significa que nos provee de energía muy gradualmente, lo que es muy bueno para los niveles de azúcar en sangre. Siempre es mejor que los niveles de azúcar en sangre suban lentamente al comer – la falta de fibra hace que nuestros niveles de azúcar suban súbitamente, lo que es muy malo para nuestro cuerpo, especialmente para nuestro corazón.

Además, la fibra insoluble sirve de sustento para las bacterias que habitan nuestro estómago y que nos ayudan a hacer la digestión; actúa como probiótico.

Fáciles de incorporar a tu dieta

Al contrario que muchas otras comidas sanas, las semillas de cannabis sí son ricas. Y además son densas en nutrientes, así que no hace falta que comas un montón, sino que con una ración pequeña ya estás aportando a tu cuerpo una gran cantidad de minerales, vitaminas, proteínas y otros.

Si ya te pica la curiosidad, dirígete directamente a Sensoryseeds, una tienda online en la que venden semillas de cannabis de la mejor calidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *