Comprar pisos de bancos en Salamanca

casa1

Si estamos pensando en comprar pisos de bancos en Salamanca baratos, tenemos que saber que esta puede ser una muy buena medida para conseguir tener una vivienda en propiedad a unos precios realmente muy económicos. Esto hace que cada vez más familias usen este medio, con el fin de tener una vivienda en propiedad a cambio de un precio mucho más barato que el del mercado.

Comprar pisos de bancos en Salamanca:

Antes de nada, tenemos que decir que esta modalidad de compra poco a poco va creciendo en nuestra ciudad, a pesar de que sigue siendo una de las ciudades que menos vivienda de bancos se compra. Pero como bien hemos dicho, poco a poco este tipo de ventas comienza a cuajar entre los salmantinos, de aquí que cada vez se produzcan más ventas.

Porque comprar pisos de bancos en Salamanca:

– Uno de los motivos principales para realizar esta operación es por el precio. Y es que una misma vivienda puede tener un precio mucho más reducido si lo compramos a través de un banco que si lo compramos en el mercado libre.

– En segundo lugar, si compramos una vivienda al banco, el mismo nos estará muy agradecido. Esto se traduce en que vamos a conseguir financiación de manera más cómoda y económica. Con esto queremos decir, que vamos a poder conseguir la hipoteca con muchos menos requisitos, a la vez que el tipo de interés y vinculación será más baja que si compramos la vivienda en el mercado libre y la queremos financiar con una hipoteca.

– Otra de las ventajas de comprar a través de este sistema, es que nos garantizamos que la vivienda ya está finalizada. Además, gracias a la gran cantidad de viviendas bancarias, podremos elegir la zona en la cual queremos vivir, ya que este tipo de viviendas las solemos encontrar por todos los barrios y pueblos de la ciudad de Salamanca.

Desventajas de comprar un piso de bancos en Salamanca:

Tenemos que tener en cuenta que todos los pisos de los bancos provienen de desahucios. Esto quiere decir que los mismos pueden provenir de constructoras que quebraron y dieron los pisos a los bancos, o también pueden venir de familias que perdieron su vivienda por no poder pagar sus hipotecas.

A esto tenemos que añadir que en algunas ocasiones la vivienda puede estar muy dañada. Esto puede ser debido al paso del tiempo o a los daños que provocaron en la misma los anteriores propietarios. Por este motivo, antes de comprar la vivienda, siempre tenemos que mirar su calidad, situación y sobre todo si hay que hacer reforma. En tal caso, tendremos que sumar el precio de la reforma al precio de la vivienda, con el objetivo de ver si realmente nos sale interesante este tipo de compra.

Por todo ello, antes de comprar un piso u otro, no solo tenemos que mirar el precio de la vivienda, sino que además tenemos que valorar el precio de una posible reforma y sobre todo la situación de la vivienda. Además, son tales las ganas de los bancos por deshacerse del fuerte stock de vivienda que tienen en nuestra ciudad, que tenemos que recordar que siempre los precios son negociables. Y es que de esta manera seguro que conseguimos reducir aún más el precio de la vivienda, por lo que nos saldrá más barata. Eso sí, antes de comprar, hay que comparar, no solo con la vivienda de los bancos, sino que también tenemos que comparar con el mercado libre.

Finalmente, si te decides por una vivienda, antes de firmar nada, tienes que leer bien las cláusulas, con el objetivo de ver y asegurarte de que está libre de cargas. Además, si vamos a firmar la hipoteca, tenemos que mirar que la misma cumpla las condiciones pactadas anteriormente.

Para acabar, hay que añadir que para conocer el stock de vivienda de un banco u otro, no hay mejor manera que entrar en sus inmobiliarias por internet, donde conoceremos los pisos que tienen a la venta, sus precios y sus características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *